Palabras que se quedan


Quizá tengas un momento y desees quedarte entre estas palabras que te esperan. Es muy fácil, sólo tienes que leerlas en voz alta si quieres o en silencio si prefieres. A veces la sencillez es el mayor de los argumentos para conseguir que alguien encuentre su propio pensamiento, entre palabras que se quedan cálidamente reposando como un buen vino.












miércoles, 8 de julio de 2009

Sin nada

Mala suerte
no he podido encontrarte,
silencio encontré en tu lugar.
La sonrisa se quedó huérfana
deseando ser tuya en un segundo
rozarte la piel queriendo buscarte
sorprenderte, provocarte
enviarte un deseo oculto
y mirarte diréctamente.
Hoy no será un placer
hacer de las ilusiones realidades.

No hay comentarios: