Palabras que se quedan


Quizá tengas un momento y desees quedarte entre estas palabras que te esperan. Es muy fácil, sólo tienes que leerlas en voz alta si quieres o en silencio si prefieres. A veces la sencillez es el mayor de los argumentos para conseguir que alguien encuentre su propio pensamiento, entre palabras que se quedan cálidamente reposando como un buen vino.












jueves, 30 de julio de 2009

Instante somos

Un instante, somos el instante
que perfora este pozo de los deseos
que no podemos decir.
Nos buscábamos,
recorriendo perpetuamente
los trozos olvidados de nuestros cuerpos
haciendo apología de nosotros mismos
forzándonos a no olvidarnos.
Yo esperaba que llevase tu nombre
impregnado en aceite de olor afrutado
el viento que me ha de empujar a vivir,
hallé sin embargo la imagen detenida
de un instante, el que somos nosotros
seres alejados del mundo
capaces de devorarnos y lamernos
buscándonos en cada latido
robado al corazón que enloquece.

2 comentarios:

aguacateyfresas dijo...

Un placer visitarte por estos lares, un saludo Gloria

poetaabelardomartinez dijo...

Amiga Mamen, te agradezco me hayas avisado de que ya tienes tu propio blog; me alegro de verdad; prometo visitarte a menudo por aquí y compartir comentarios y afectos.
Un saludo.
Abelardo